Benavente no merece un Alcalde que miente a los Benaventanos

Desde el PP NUNCA hemos pedido que se cierre el centro de hemodiálisis o que se deje de ofrecer el servicio.

Al contrario, lo que se ha pedido siempre es que se ofrezca con todas las garantías y con seguridad.

  • El Alcalde miente y manipula para desviar la atención sobre su responsabilidad.
  • El servicio lo da una empresa contratada, fue el propio Alcalde quien le denegó las licencias.

18 de octubre de 2019 .-  Es muy triste ver como el Alcalde de Benavente miente e intenta manipular a la opinión pública para desviar la atención sobre sus responsabilidades.

El PP nunca ha pedido que se deje de dar el servicio de hemodiálisis, sino justamente todo lo contrario, que se ofrezca y se dé con las debidas garantías. Miente quien diga lo contrario y cada cual sabrá por qué razón lo hace.

La JCyL sacó a licitación el actual servicio de hemodiálisis, que se ofrece a través de una empresa contratada que obtiene beneficios económicos por realizarlo. Con anterioridad en Benavente se dio el servicio por parte de otra empresa, en las instalaciones que tenía en la Avenida el Ferial, cumpliendo todos los requisitos legales.

Es el propio Alcalde de Benavente quien ha denegado las licencias a la empresa concesionaria del servicio. ¿Se puede acusar por ello a Luciano Huerga de que no quiere que se dé el servicio de hemodiálisis en Benavente?, ¿debemos llamarle nosotros “traidor a Benavente”, como lo hace él a través de su facebook con nosotros?

Cuatro años son un tiempo más que prudencial para que el Alcalde hubiese exigido que el servicio se diese con todas las garantías seguridad que ofrece el disponer de las preceptivas licencias, que él mismo denegó, precisamente, porque no se cumplían.

En eso consiste su función como Alcalde, en exigirlo a quien correspondiese. Había alternativas, una nueva licitación o el cambio de ubicación. El propio Alcalde pudo ofrecer un local alternativo de forma provisional. Ha tenido tiempo más que suficiente para hacerlo durante cuatro años.

La ausencia de licencias, recordamos que denegadas por el propio Alcalde, ha provocado situaciones tan lamentables, como que el propio Ayuntamiento haya denegado también el espacio frente a las instalaciones para el aparcamiento de ambulancias cuando trasladan a los pacientes, lo que les obliga que acceden en camilla o silla de ruedas, rodeando  la fila de vehículos aparcados frente al edificio, en ocasiones en días de lluvia, con el consiguiente sufrimiento de las condiciones meteorológicas para ellos.

Los vecinos del edificio han denunciado molestias en reiteradas ocasiones, por las que el Ayuntamiento ha sancionado a la empresa, en un caso con 12.001 € por la comisión de una falta muy grave (faltas muy graves conllevan sanción entre 12.001 € y 300.000 €). ¿Y quién tiene la responsabilidad de que suceda esto?, ¿quienes las cometen, o quienes las han consentido primero y después sancionado?

Dado que los informes técnicos advierten del riesgo y el peligro que supone para la seguridad y la salud de las personas el ejercer este servicio sin las correspondientes licencias urbanísticas y sin estar adaptadas las instalaciones a la normativa legalmente establecida,  entendemos que el Ayuntamiento debería haber requerido a la empresa para que hubiese buscado otro lugar o espacio adecuado para realizar la actividad y ofrecer el servicio a los pacientes en las debidas condiciones, QUE ES LO QUE HEMOS PEDIDO SIEMPRE, pero no lo han hecho.

Hay un proceso judicial abierto y por ello guardaremos toda la prudencia que ello exige, de respeto a la justicia, que esperamos que sea quien resuelva y clarifique este asunto en relación a la actuación del Alcalde y las posibles responsabilidades que pudieran derivarse de ello.

Y que se adopten las medidas que sean necesarias para corregir la situación actual, en beneficio de los pacientes y de los propios vecinos.