• 980-630881
  • ppbenavente@hotmail.com

El Alcalde, Luciano Huerga, no hizo los deberes.

El Alcalde, Luciano Huerga, no hizo los deberes.

El Alcalde no aportó el proyecto técnico para la elaboración del Convenio, generando “incertidumbre” incluso técnicos municipales.

La Junta prorrogará el plazo del Plan Territorial de Fomento de tres a cuatro años, para aumentar la garantía de que no se pierda la subvención.

El alcalde sugiere ahora aumentar el quinto año que había pedido el PP, para la justificación de las subvenciones.

ACUERDOS DE LA REUNION DEL PASADO JUEVES 17 EN VALLADOLID.

El próximo jueves 24 de Enero, la Diputación Provincial de Zamora y el Ayuntamiento de Benavente deberán remitir a la Junta de CyL los documentos oficiales que reflejen la “aceptación” de formar parte del Plan Territorial de Fomento.

Una vez iniciado este expediente administrativo por parte de la Junta de CyL, en un plazo breve de tiempo, aún por determinar, tanto la Diputación Provincial, como el Ayuntamiento, tendrán que aprobar en Pleno, el compromiso de aportar al Plan las cantidades económicas anunciadas, así como la financiación plurianual comprometida durante los cuatro.

La distribución de la financiación plurianual tratada en la reunión quedó de la siguiente manera:

En la anualidad del 2019, la Junta de Castilla y León concederá una subvención directa al Ayuntamiento de Benavente por importe de 60.000 euros para la ejecución del Plan Parcial

En la anualidad de 2020, la JCyL concede una subvención directa al Ayuntamiento de Benavente, por importe de 240.000 euros para la ejecución del Proyecto de Actuación.

En el año 2021 la JCyL aportara al Plan 3 millones de euros y la Diputación Provincial de Zamora 1,5 millones de euros para las obras de urbanización de los Polígonos Industriales; pendiente de determinar la financiación plurianual de las anualidades 2021 y 2022, así como su distribución entre el Polígono de Benavente y el de San Cristóbal de Entreviñas.

Los acuerdos deberán estar plasmados en el Convenio de Colaboración.

El Alcalde no presentó el proyecto técnico que hubiera permitido determinar de manera objetiva el coste de las obras y su plazo, lo que generó la lógica incertidumbre entre los responsables políticos y técnicos de las distintas administraciones implicados en la elaboración del convenio, incluidos los del Ayuntamiento de Benavente, tal y como se reflejó en la reunión.

La finalidad de todos las administraciones implicadas y de los responsables políticos que están interviniendo en el proceso, es la de asegurar que se desarrolle suelo industrial en Benavente y su comarca. Así como el cumplimiento de los plazos previstos para garantizar que no se pierda las subvenciones concedidas.

Según el calendario previsto en la última reunión, las aportaciones de la Junta y La Diputación para la ejecución de las obras serán a partir del 2021.

Actualmente, el Plan Parcial aprobado en el año 2014, que contemplaba la creación de 2.800 puestos de trabajo y que ha sido derogado por el alcalde, se encuentra en periodo de exposición pública, dicho plazo finaliza a mediados de febrero,  cumplido este trámite se tendrá que aprobar definitivamente mediante acuerdo de Pleno.

Una vez esté aprobada definitivamente la derogación del  Plan Parcial, el Ayuntamiento tendrán que sacar a contratar y aprobar los “nuevos” instrumentos de planeamiento y ordenación urbanística, (Plan Parcial y Proyecto de Actuación).

Estos dos procedimientos administrativos, deberán estar aprobados por el Ayuntamiento  el 31 de Diciembre de 2020, según se acordó en la última reunión. Y su coste de 300.000 euros, será asumido por la Junta íntegramente, (60.000 euros para el Plan Parcial en la anualidad de 2019, y los 240.000 restantes para el Proyecto de Actuación en la anualidad de 2020).

A partir de la anualidad de 2021, disponiendo del proyecto de urbanización y, por lo tanto, conociendo su coste real y los plazos de ejecución, de acuerdo con la cantidad de dinero que se disponga, el Ayuntamiento tendrá que tramitar la contratación de las obras. Este procedimiento administrativo será como mínimo de seis meses.

Con anterioridad el Ayuntamiento tendrá que haber llegado a un acuerdo con los cuarenta y cincos propietarios de los terrenos en donde se pretende desarrollar el Polígono Industrial. De no producirse tal acuerdo, no se podrá ni tan siquiera sacar a contratar dicho proyecto.

En definitiva, en el mejor de los casos, sin que surja ningún tipo de problemas y todo se resuelva de manera favorable, como es voluntad de todos, el Ayuntamiento dispondrá del año 2022, el último según el convenio, para ejecutar las obras.

Es evidente que después de conocer una estimación de cómo pueden producirse las actuaciones en el tiempo, y su financiación plurianual, haya una cierta incertidumbre incluso entre los propios técnicos municipales.

Si el Alcalde hubiera “hecho los deberes” durante este mandato, a día de la fecha, podríamos tener aprobados el Plan Parcial y el Proyecto de Actuación, es decir, habríamos ganado dos años, y conoceríamos el importe del proyecto de manera real y sus plazos de ejecución. Y a partir de ahora lo único que quedaría sería sacar va contratar las obras y ejecutarlas, con un plazo de tres o cuatro años por delante, que nos garantizaría no perder las subvenciones.

Por ello acusamos al alcalde, Luciano Huerga, de haber pensado más en sus intereses políticos y personales que en el futuro de Benavente.

pp