EL ALCALDE UTILIZA LOS MEDIOS PÚBLICOS DE FORMA ARBITRARIA, INTERESADA Y PARTIDISTA.

EL ALCALDE UTILIZA LOS MEDIOS PÚBLICOS DE FORMA ARBITRARIA, INTERESADA Y PARTIDISTA.

 

La utilización de los medios públicos a “capricho” por el Alcalde, es algo ya sabido, lo ha hecho con los vehículos de seguridad destinados a la extinción de incendios, reconociendo él mismo a un trabajador que los sacó en alguna ocasión “porque le salió de la polla”, “un día dije, se me hincharon las pelotas, a las seis de la mañana sales…”, “un día te lo hice con toda la mala hostia…”,  “pero para… con toda la mala hostia de un jefe…”

 

La utilización de los bienes del ayuntamiento de forma caprichosa, sabiendo que cuestan dinero a los contribuyentes, no se puede tolerar, ni por parte de cualquier persona, pero mucho menos del propio Alcalde. Y mucho menos cuando además se hace con la intención de satisfacer desahogos personales.

 

Lo ha vuelto a hacer con la Policía Local y las denuncias interpuestas por la entrada de jóvenes sin autorización en la pista de patinaje alquilada por el ayuntamiento por 15.000 €, basando las mismas, tal y como han reconocido en medios de comunicación, en vídeos e imágenes publicadas en las redes sociales.

 

¿Por qué el Alcalde no ha utilizado esas mismas redes sociales y las fotos publicadas del vehículo del Teniente Alcalde aparcado en una plaza de minusválidos para sancionarle? y cuando el propio Teniente Alcalde se declaró culpable de dichos hechos. Se lo hemos preguntado en muchas ocasiones y no ha sido capaz de responder en ninguna.

 

Solo hay una razón, que es el lazarillo del verdadero Alcalde, que no es otro que el propio Manuel Buron, a quien no quiere contrariar para que no le quite su apoyo y poder seguir cobrando el sueldo de Alcalde.

 

El comportamiento del Alcalde es una vez más vergonzoso e interesado. Al igual que la del resto de miembros del Equipo de Gobierno, que en ningún momento han condenado la actuación del Teniente Alcalde, porque entre todos han convertido la Institución en un cortijo en el que actúan como auténticos caciques.

 

Lo sucedido en la pista de patinaje tiene varios responsables, quienes accedieron a la misma, pero también el propio Equipo de Gobierno.

 

Tal y como ha reconocido el Concejal de Régimen Interior, Fernando Marcos, si el Ayuntamiento no pone las condiciones “la culpa es nuestra”. Y el Ayuntamiento no puso las condiciones para que los hechos no se produjesen, no señalizó la zona, a pesar de encontrarse en la vía pública,  no dispuso las medidas de vigilancia necesaria para impedir el posible acceso, ni colocó carteles informativos para el uso o de prohibición.

 

No podemos admitir la utilización de los servicios públicos de forma partidista, como lo hace, y mucho menos de un servicio público esencial, como es la Policia Local, para sancionar solo cuando al Alcalde le conviene tapar su ineptitud o la de otros concejales.

 

Cuando le interesa al alcalde cuestiona unas grabaciones que demuestran su incalificable comportamiento, cuando llama “asquerosa” a la “gente de este pueblo”, intentando desviar la atención a pesar de que reflejan fielmente sus palabras hasta el punto de que se ha tenido que disculpar por ello; sin embargo cuando le interesa toma grabaciones de vídeos particulares, publicados en las redes sociales, para sancionar, sin cuestionarse en ningún momento si han podido ser manipulados.

 

El daño causado por él mismo a la Institución es mucho mayor y no exento de posibles responsabilidades administrativas o incluso penales, pero piensa que con una disculpa está solucionado. Pero cuando se trata de ciudadanos la cosa es distinta y recurre a la sanción.