El PP o el caos

FERNANDO MARTÍNEZ MAÍLLO

FERNANDO MARTÍNEZ MAÍLLO

Ya sé, ya sé que alguno pensará: ya está este Maílloexagerando, retorciendo el argumento porque estamos en elecciones. A los que piensen así, les invito a que una vez leído este artículo, reflexionen sobre si el título del mismo se parece o puede parecerse a la realidad a partir del próximo día 24.

En la provincia de Zamora, en las tres ciudades más importantes y con más población, Zamora capital, Benavente y Toro, solo el PP, según todos los datos, todos los antecedentes y todas las encuestas, puede conseguir una mayoría suficiente para gobernar y dar estabilidad a dichas corporaciones. El resto de formaciones políticas, según los mismos datos y encuestas, a lo máximo que aspiran es a competir entre ellas por ser las mejores entre los perdedores, y que la suma de concejales les lleve a pactar contra el PP, si este no consigue la mayoría absoluta para gobernar.

Esta es la situación. Esta es la elección que tienen que hacer todos y cada uno de los votantes. O votar a la única formación política con capacidad de generar estabilidad o dar el voto a la suma de formaciones políticas de izquierdas, con la formación “naranja” como invitada, para hacer un gobierno ingobernable, pactando un tri o cuatri o quinto partito, que sin duda traerá, por su propia esencia, el desgobierno y caos al ayuntamiento donde se realice.

Acuérdense los lectores de lo que sucedió en el primer mandato del PP en el año 2007 con Rosa Valdeón como alcaldesa. Las fuerzas políticas que perdieron las elecciones intentaron pactar sin conseguirlo, gobernando en minoría el PP, pero la oposición herida por el pacto frustrado sometió al equipo de gobierno del PP al bloqueo sistemático de cualquier iniciativa beneficiosa para la ciudad, provocando la parálisis institucional en muchas ocasiones. Solo Adeiza demostró, en contadas pero importantes ocasiones, tener el nivel necesario que se le exige a un partido político cuando se habla del interés general.

Por lo tanto, si el PP no consigue la mayoría suficiente para gobernar con un programa serio, realista y realizable, con candidatos capaces y honrados como los que tenemos, puede volver a pasar lo mismo que en el 2007. Las opciones a una mayoría del PP son: o el desgobierno con un pacto de las izquierdas, donde el PSOE va a ser un mero convidado de piedra, y donde la izquierda más radical deLlamazares, Cayo Lara o Pablo Iglesias malgobernará nuestras ciudades; o una mayoría de bloqueo en la oposición que tratará de obstaculizar cualquier iniciativa del equipo de gobierno.

Esta es o puede ser la situación. En un período como este, de recuperación económica y creación de empleo, donde ya hay más de 1.000 nuevos afiliados a la Seguridad Social en Zamora, y más de 1.300 desempleados menos en nuestra provincia, con menos desempleados que cuando Zapaterodejó el gobierno, exige gobiernos fuertes y estables, porque el dinero es muy miedoso, y la inestabilidad y la ingobernabilidad puede poner en peligro todo lo bueno conseguido hasta ahora.

Votar al PP es votar a sus candidatos: a Clara, a Juan o a Jesús. Votar a los demás es como tirar una moneda al aire, no sabes lo que va a salir. Votar PP es votar estabilidad y como consecuencia crecimiento económico y empleo; votar a los demás, es votar opciones que su única pretensión es echar al PP del gobierno. Los zamoranos y zamoranas les importan bien poco.

“Votar morado es votar rojo, votar verde es votar rojo, votar rojo es lógicamente votar rojo, y votar naranja también es votar rojo”. El partido naranja en Zamora ya ha declarado que no va a pactar con el PP y su líder nacional, según recoge un diario nacional ayer, opta como socio preferente al PSOE. Por eso, cuando decimos que votar naranja es votar rojo, no solo tiene sentido, sino que lamentablemente puede ser una de las malísimas consecuencias si no se produce un voto responsable y reflexivo por parte de los zamoranos al PP.

Por eso, desde estas líneas, pido que todo el voto de centro y de centro-derecha se concentre en el voto al Partido Popular. Pido el voto masivo de la gente moderada que solo quiere lo mejor para Zamora, a nuestro proyecto. Pido el voto al PP también porque es el único partido que puede frenar un gobierno de coalición de izquierdas radical en Zamora. Pido el ejercicio de un voto responsable y útil para no poner en riesgo lo conseguido hasta ahora, y continuar desde la estabilidad mejorando y creando empleo. Lo demás ya saben, el caos.