Emilio Cabadas

EMILIO CABADAS DESMIENTE LAS ACUSACIONES DE M. BURON Y F. MARCOS

Emilio Cabadas responde a PSOE e IU de Benavente

Emilio Cabadas

Emilio Cabadas

Ante las acusaciones hechas por el Sr. Burón y el Sr. Marcos en nombre del Ayuntamiento de Benavente quiero responder una por una a todas las mentiras que han dicho.

En ningún caso, ni presuntamente, ni probablemente ni en forma alguna se ha vulnerado la Ley de Contratos del Sector Público por lo siguiente:

1º. No es verdad que yo sea propietario de la empresa que vende el camión. Nunca lo he sido ni he tenido la propiedad de una sola acción o participación societaria.

Mi relación contractual de prestación de servicios o laboral como trabajador y administrador (uno de los cinco que tiene la empresa) finaliza en noviembre de 2014. Y se publica en escritura pública en Enero de 2015. Por lo tanto yo no tenia ninguna relación contractual con la empresa.

No se vulnera la incompatibilidad como cargo público para formar parte de los órganos de contratación o que se delegara en mi persona la potestad de contratar pues NO se hizo en ningún momento. Es decir, no intervengo en modo alguno en el procedimiento de compra. En éste o en ninguno que afecte a empresas de mi propiedad o personas con consanguinidad o afinidad respecto de mi persona. Nunca.

Por tanto NO HAY INCOMPATIBILIDAD, NUNCA LA HUBO. Y en respuesta al señor Burón, respecto a mis compatibilidades, yo hice una declaración jurada al entrar en el Ayuntamiento, he hecho otra en las Cortes. En estos documentos figuran todos mis bienes, mis ingresos y la causas o posibles causas de incompatibilidad. Esta no es una de ellas.

Me llama la atención que los artículos que menciona el Sr. Burón en la rueda de prensa no se corresponden además con las declaraciones que hizo. Y los que menciona no vulneran un solo punto de la Ley por lo dicho.

4º La furgoneta modelos Mercedes Sprinter 440 Cdi de caja abierta (que no es un camión propiamente dicho) lo adquirió la empresa en 2011 y tenia una tasación del concesionario de 11.000 euros. Por motivos de trabajo el vehículo estuvo parado hasta 2015. En ese momento se pone a la venta por un precio aproximado de 6.000 euros. Desconozco los términos exactos de la negociación de la empresa con el Ayuntamiento para la venta, pues no estaba trabajando en ella y fui conocedor de la venta a posteriorí. Y me he hecho eco del precio de 3000 euros más IVA ayer mismo. En mi modesta opinión y no soy vendedor de coches, el precio está por debajo del mercado. Solo hay que mirar en alguna web del tipo segunda mano, mil anuncios etc para darse cuenta de ello.

5º Por lo tanto no existe daño patrimonial para el Ayuntamiento a pesar de que como consecuencia de que el vehículo estuviera parado varios años, el Ayuntamiento tuviera que pasarle la ITV, asegurarlo y hacerle una revisión en el taller. Cualquier persona que haya comprado un vehículo de segunda mano y que ha estado parado tiempo sabe que es conveniente hacer este tipo de mantenimiento. Repito que desconozco los términos de la negociación, pero me atrevo a decir que muy probablemente el precio se bajará para hacer frente a esos gastos de puesta a punto.

EN RESUMEN:

No se vulnera la ley de contratos del sector público, el vehículo no ha causado ningún daño patrimonial al Ayuntamiento de Benavente al revés. Además si se hubiera producido la vulneración el Ayuntamiento podría haber declarado nula la compra y haber pedido responsabilidades patrimoniales. Máxime cuando el Ayuntamiento adquiere el vehículo en Mayo y lo paga en el presente mes de octubre (casi 6 meses después). Si es que hubiera un perjuicio,podrían haberlo reclamado a la empresa.

En cuanto a la ética y a la moral que invocan el Sr. Burón y el Sr. Marcos, lo que puedo decir de eso, que es un tanto subjetivo, y para nada un tema jurídico, es que lo poco ético e inmoral es utilizar la política y sus cargos en las instituciones para tratar de manchar el buen nombre de las personas.

Y, es más, si hay una ilegalidad manifiesta, el ayuntamiento dispone de equipo jurídico, abogados, servicio de intervención, secretaria técnica, etc. para hacer un informe y acudir a los tribunales de justicia para presentar la correspondiente denuncia en lugar de hacerla ante los medios de comunicación y con la boca pequeña.
Es más el órgano de intervención del Ayuntamiento que es quien fiscaliza todos los actos del Ayuntamiento y no existe ninguna objeción ni informe en contra.

Por mi parte, no dispongo de dichos mecanismos públicos, pero me defenderé y por lo tanto me reservo el derecho que me otorga la justicia de preservar mi honor y mi buen nombre por los cauces legales.

Video de la rueda de prensa de Cabadas en Benavente: