Es patrimonio de todos los benaventanos y comarcanos, así como de todos los aficionados que acuden cada año.