GASTO DE MAS DE 66.000 € EN REPARACIONES CAMIÓN BASURA.

En el año 2016 el gasto en reparaciones del camión de la basura sobrepasó los 43.500 €. En lo que va de 2017 el gasto en reparaciones del camión de la basura sobrepasa los 23.000 €.

 

Entre 2016 y 2017 las reparaciones del camión de la basura sobrepasarían los 66.000 €.

 

El Equipo de Gobierno lleva estudiando y anunciando la adquisición de un camión de basura nuevo desde hace dos años; así lo repite una y otra vez desde el inicio de la legislatura el Concejal responsable del área, Manuel Buron en las comisiones informativas.

 

Dos años que desde el PP consideramos que deberían de haber sido más que suficientes para haber realizado el estudio correspondiente y posiblemente haber evitado una parte de esa abultada factura.

 

Otra parte de la misma podría ser consecuencia de la impericia de conductores según se informa al GM del PP desde instancias municipales, que según las bases de la bolsa de empleo aprobadas por IU/PSOE deberían haber ido rotando cada cuatro meses y que, en algún caso, podría haber generado incluso algún accidente que puso en peligro la salud o la vida del personal que efectúa la recogida desde posiciones detrás del camión.

 

El Equipo de Gobierno realizó exámenes teóricos para creación de la bolsa de empleo de conductores, pero no efectuó ninguna prueba práctica, algo muy importante y que si que realizó el operario experimentado al que despidieron de forma improcedente y que supuso al Ayuntamiento una condena con indemnización entorno a los 10.000 €, a lo que habría que sumar los gastos de los letrados.

 

Tampoco exigió en las pruebas para la bolsa de empleo el disponer del obligado curso de CAP, como debiera de haber hecho, que es el certificado de aptitud profesional acreditativo de la correspondiente cualificación inicial y necesario para la conducción por las vías públicas. Se ha dado el caso de que algún conductor se ha negado a manejar alguno de los camiones.

 

Desde el PP denunciamos otro de los nefastos capítulos de gestión municipal que, además de suponer un elevado coste a los contribuyentes, ha demostrado que el diseño del sistema realizado no ha sido el más adecuado.