Las exportaciones de las empresas españolas crecieron un 23% entre 2011 y 2014