Los “numeritos” de Luciano Huerga.

Huerga no sabe de números, solo sabe de “numeritos”. Que alguien como él hable de menosprecios, de prepotencia o que falte al respeto a otros cargos públicos, haciendo referencia a los electores y elegidos, es otra muestra más de su vergonzosa catadura.

Cómo puede hablar de prepotencia alguien que desde su cargo público amenaza a un trabajador con despedirle, porque si es por cuestión de dinero él no se va a quitar ese “capricho”. Vamos, que se gasta el dinero público a su antojo.

A alguien capaz de referirse a los benaventanos en términos como ves lo asquerosa que es la gente de este pueblo, y al día siguiente echarnos uno de sus discursos pidiendo respeto, de lo menos que se le puede acusar es de hipocresía.

Y aún hay más muestras de cómo trata a la gente, que esperemos no tarde en ver la luz.

La falta de diálogo y el abuso de poder ha sido una constante en usted durante toda la legislatura, lo han padecido vecinos, asociaciones, trabajadores y, en general, todos aquellos que no le han reído las gracias o se han atrevido a criticarle o llevarle la contraria.

Sr. Huerga, usted perdió las elecciones, los benaventanos no decidieron que fuera ud. el alcalde, gobierna gracias al pacto de gobierno con IU. Piense antes de hablar y no caerá en el ridículo tantas veces como lo viene haciendo, a usted tampoco le eligieron directamente los vecinos.

Pide respeto para la representación que ostenta, pero usted no para de faltar al respeto a los demás. Por qué menosprecia la representación del resto de los alcaldes de la provincia de Zamora y, por ende, a todos los zamoranos que les votaron?

Hace poco se ha mostrado usted una vez mas como paladín de lo que no representa, y por eso hay alcaldes de su grupo político que no le han secundado en sus numeritos, a pesar de que recibieron “instrucciones” vía llamada de teléfono y vía wassap. Alcaldes que en privado manifiestan opiniones muy adversas hacia usted.

Ejercer un cargo público con dignidad y con respeto hacia los demás, no es lo suyo.