El PP denuncia que la Alcaldía mantiene trato de favor al arquitecto municipal

El Grupo de Concejales del Partido Popular denuncia nuevamente el trato de favor del Alcalde de Benavente y su Grupo de Concejales socialistas hacia algunos de los trabajadores del Ayuntamiento. El mes de abril denunciábamos y reprobábamos el privilegio que gozaba el Arquitecto Municipal por el que se le permitía aparcar allí donde le pareciera, con el consentimiento y beneplácito de Manuel García Guerra.A pesar de aquella queja, la situación sigue siendo idéntica, es este y en otros muchos aspectos, ya que este trabajador aparca habitualmente en la zona reservada para la Corporación Municipal, creando un agravio comparativo con el resto de trabajadores del Ayuntamiento y los ciudadanos que han de buscar plaza de aparcamiento y pagar por ello.Este Grupo de Concejales no recuerda que se haya aprobado en Pleno privilegios de este tipo para determinados trabajadores del Ayuntamiento. Es por ello que el Alcalde habrá de explicar a los ciudadanos y al resto de trabajadores municipales cual es la razón por la que algunos gozan del privilegio de una plaza de aparcamiento gratuita en el centro de la ciudad, mientras el Equipo de Gobierno socialista aumenta las zonas azules de aparcamiento.Este, del aparcamiento gratuito, no parece ser el único privilegio. El Equipo de Gobierno socialista sigue sin explicar a la ciudadanía algunos aspectos que todos los benaventanos se preguntan a diario y que, por su importancia, urge informar al pueblo:· Horario de trabajo y horario de atención al ciudadano del trabajador.· Cuando recupera esa parte de jornada que no trabaja para el Ayuntamiento por dar clases en la universidad y que tal y como se nos aseguró, en el Pleno de febrero de 2004 en que el Grupo Socialista aprobaba la compatibilidad para la función docente, se recuperarían.· Horas extras que trabaja, a mayores de las que utiliza para recuperar el tiempo que se ausenta del Ayuntamiento, y que le permiten cobrar una media de 700 € al mes en concepto de productividad, cantidad esta que sin lugar a dudas viene a suplir aquellos 12.000 € que la Concejala de personal, Purificación Fraile, quiso colar de rondón en unos presupuestos municipales.· Algunos silencios institucionales con ausencia de informe técnico favorable o desfavorable a la hora de aprobar o denegar licencias, como ha ocurrido en el Edificio Torío.· Prescripción del expediente abierto a este técnico por insultos a otros trabajadores del Ayuntamiento y miembros del Comité de Empresa.

El PP pide el expediente del "Edificio Pintado" tras el voto en contra del edil de Urbanismo

En la última Comisión de Gobierno de nuestro Ayuntamiento, 26 de diciembre de este año, se ha confirmado la crisis por la que atraviesa el Equipo de Gobierno Socialista cuando su Concejal, Justo Fernandez, rompía la disciplina de voto en contra del Alcalde y los demás Concejales socialistas posicionandose del lado de la legalidad y ratificando lo que siempre ha venido denunciando el Partido Popular de Benavente en el caso del “Edificio Pintado”.

Por nuestra parte, el Grupo de Concejales del Partido Popular, hemos solicitado hoy, 30 de diciembre, el expediente relativo al mencionado Edificio Pintado y poder conocer la situación actual de este edificio que, con el beneplácito y el apoyo del Equipo de Gobierno Socialista, sin duda es uno de los mayores escándalos urbanísticos de este mandato socialista.

En el caso del “Edificio Pintado” se da la incongruencia de que ahora el Alcalde da la licencia de apertura a un negocio que se encuentra ubicado en un edificio fuera de ordenación por alineación en sus dos fachadas y que con una licencia de reforma de fachada, pintura y poco más, el actual Equipo de Gobierno socialista ha permitido que quede consolidado por muchos años sin que alinearse con el resto de construcciones colindantes, originando los correspondientes perjuicios en el interés público al estrechar la calle Jesús García Muñoz de por vida. Este Grupo de Concejales denunció en varias ocasiones la ilegalidad que se estaba produciendo, desde que dieron comienzo las obras, aportando datos y evidencias fotográficas de las mismas, pero el Alcalde y los Concejales socialistas desoyeron las denuncias y han permitido la consolidación del Edificio en la más absoluta ilegalidad y de espaldas al pueblo y a sus intereses.

Recordamos al Alcalde y a los Concejales de la Comisión de Gobierno, Vicente Matilla, Purificación Fraile y Manuel Florez, la responsabilidad legal adquirida en este asunto, mayor si cabe, después de la accidentada historia de esta obra llena de quejas y denuncias, así como el plazo de prescripción de cuatro años en estos casos. Así pues, serán ellos quienes habrán de responder personalmente ante la justicia cuando este asunto, con toda seguridad, se resuelva en los tribunales.

Sugerencia del PP: estudio de los peligros y riesgos en Benavente

El Grupo de Concejales del Partido Popular sugiere al Equipo de Gobierno de nuestro Ayuntamiento que realice un Estudio Urgente y Evaluación de los múltiples riesgos y peligros existentes en nuestra ciudad, tanto para los peatones como para el tráfico rodado, así como la puesta en marcha de un Plan de Actuación que corrija todas las deficiencias lo más rápidamente posible y lo mantenga en el tiempo.

Este verano saltaba a los medios de comunicación el caso de un anciano que, paseando por la calle el Parque, pisó la tapadera de una alcantarilla colándose hacia su interior al ceder la misma. Tardó meses en recuperarse de las lesiones, pero tuvo suerte el hombre, ya que gracias a su envergadura quedo colgando por los brazos, evitando así males mayores si hubiera caído hasta el fondo de la misma.

Hace pocos días, de nuevo, se hacían eco los medios de comunicación, en este caso incluso de ámbito nacional, de un niño que corriendo por la Avenida del Ferial se golpeaba con la cabeza contra el soporte de una vieja papelera que no se había retirado, teniendo que ser ingresado en el Hospital Virgen de la Concha de Zamora.

Estos dos casos son una pequeña muestra de los múltiples accidentes que se producen a diario en las calles de nuestra ciudad, muchos de ellos menores y que no transcienden, pero que rodeados de otras circunstancias podrían resultar graves en sus consecuencias para las personas. Lo cierto es que las calles de Benavente encierran peligros que, si se abordaran de forma rápida, eficiente y eficaz, podrían ser anulados o por lo menos controlados. Esta labor de asegurar la integridad de los ciudadanos corresponde al Ayuntamiento y a su Equipo de Gobierno, pero para ello ha de tenerse cierta disposición para ello, asunto este que no parece preocupar ni al Alcalde ni a su Equipo de Gobierno.

Las quejas ciudadanas expuestas a este Grupo de Concejales son múltiples y suponemos que serán más numerosas, aún, las que se expresen en el Ayuntamiento. Basta darse un paseo por la ciudad para encontrarnos situaciones aberrantes:

· Pasos de peatones que atraviesan medianas, obligando a los peatones a saltar setos o tener que darse la vuelta para buscar otro sitio más adecuado para cruzar. Más grave sería si nos ponemos en la piel de minusválidos, padres con coches de niños, etc

· Tornillos de sujeción de farolas que sobresalen hasta 20 centímetros y que suponen trampas mortales para cualquiera que pudiera caer sobre ellas.

· Tapaderas de farolas abiertas, que dejan al descubierto los cables que debían guardar.

· Rotondas mal señalizadas y que en la oscuridad de la noche, los conductores se llevan por delante. Ya han sido varias las salidas del 112 a accidentes ocurridos en algunas de las rotondas de la antigua carretera de Madrid, nacional VI. A la falta de iluminación en esa zona, hay que añadir la ausencia de señalización.
· Señalizaciones y carteles que después de romperse se reparan con un par de cordeles y ahí quedan para ciento y un días, expuestas a que las tire el viento.

· Baldosas sueltas y juntas de baldosas donde encajan a la perfección los tacones de más de una viandante.
· Tapaderas de registros sueltas o que faltan.

· Cables tensores de postes de alta tensión que anclan en el medio de las aceras.
· Restos de bancos públicos que se quitaron en su día, pero que en su sitio quedan emergiendo del suelo los hierros que lo sujetaban a su cimentación.
· Y un largísimo etc, que ponen en peligro nuestra integridad física día a día.

Enmendar asuntos de este tipo demuestran la preocupación e interés de un Ayuntamiento por sus administrados. No obstante, ante la proximidad de las elecciones municipales, nuestro Alcalde parece más preocupado por inauguraciones absurdas como la del alumbrado navideño de nuestra ciudad o por anunciar obras menos necesarias como la de la Plaza Mayor. Mientras tanto los sufridos contribuyentes benaventanos seguiremos sufriendo peligros y expuestos a riesgos que con un mínimo de empeño se podrían solventar.

El PP reclama el arreglo de la red de caminos ante su lamentable estado

La desidia del Equipo de Gobierno Socialista y el consecuente abandono en que se encuentra Benavente es evidente no solo en el casco urbano de nuestra ciudad, si no que incluso se pone de manifiesto en la periferia y en los caminos que irradian hacia las diferentes parcelas que ocupan un total de 4.442 hectáreas de suelo rústico, según el anuario de Castilla y León, y que implican a 1.406 titulares que también pagan su parte de los abusivos impuestos implantados por este Equipo de Gobierno.


La red de caminos que dan acceso a las mencionadas parcelas se encuentran en un estado lamentable, fruto de las inclemencias del tiempo, año tras año, y del tráfico rodado sobre ellos. Estos caminos requieren un mantenimiento y reparación de baches, roderas, etc que es de plena competencia municipal. Es pues, el Alcalde de Benavente y su Equipo de Gobierno quienes han de buscar las fórmulas y la financiación para llevar a cabo estas obras y para ello hay que salir a buscar donde estén las ayudas, rompiendo el aislamiento y enclaustramiento institucional al que tienen sometido a Benavente y justificar el sueldo que se cobra cumpliendo con su obligación y compromiso para con nuestra ciudad. En pocas palabras, trabajar por Benavente.


En mandatos anteriores, tras los duros inviernos y épocas de lluvia, el Ayuntamiento buscó empresas de capital público que solventaran las deficiencias generadas en el estado de los caminos y siempre encontró la ayuda pertinente, tal y como ocurrió en los años 2001 y 2003. Así pues, el Grupo de Concejales del Partido Popular, aconsejamos y urgimos a nuestro Alcalde que se ponga manos a la obra y solicite a empresas, Tragsa entre otras, la restauración de los caminos deteriorados en estos últimos tres años.

Iluminacion Navideña

La muy cercana celebración de Elecciones Municipales centra a nuestro Alcalde en una febril actividad de inauguraciones sin sentido. Nunca antes se había inaugurado la llegada de la Navidad, pero este Equipo de Gobierno, tras un balance “in albis” de todo su mandato, nos sorprende con la inauguración del alumbrado de navidad, como si de la prestigiosa Feria de Abril sevillana se tratara. Llegados a este punto, con la llegada de la primavera, mucho nos tememos, que el Alcalde nos sorprenda con la inauguración de la llegada de las flores o de todos y cada uno de los nidos de golondrinas distribuidos por la ciudad. Algo tendrá que vendernos tras cuatro años de mandato, no solo van a ser subidas de impuestos y dietas del PLB.

A pesar de lo ceremonioso y fastuoso de la inauguración, únicamente de cara a la galería y para la foto del Alcalde y la Concejala de turno, lo cierto es que la falta de previsión, la improvisación y la ausencia de proyecto, han hecho que las luces navideñas se pusieran de cualquier manera, lo que importa al Alcalde es que la gente vea el bulto y cantidad, nada más. Así, se han colgado las instalaciones luminosas en cualquier saliente, prominencia o cable que hubiera a mano y, en algunos casos, como en la calle Camino de Santiago se sujetaban a un tendido de telefonía y televisión por cable, viniéndose todo al suelo a las pocas horas. Eso si, nos han dicho que las horas que estuvieron colgadas quedaron preciosas, pero ya no se han vuelto a poner.

Ante este alarde de afición luminotécnica, tal vez nos sorprendan con bombillas en las muchas farolas fundidas que no alumbran nuestra ciudad.