Denuncia de un solo arcén en la carretera de "Los Salados"

Seguimos viendo como se cometen atropellos en las calles de la ciudad. La última mala acción realizada por el Equipo de Gobierno socialista la localizamos en la carretera que une el casco urbano con Los Salados, por el campo de fútbol. Pues bien, podemos ver como se ha “reparado” el firme de la calzada y decimos reparado entre comillas porque si transitas por dicha calzada se puede sentir como sigue igual de bacheada que antes de la reparación, pero no es esto lo que nos ocupa en esta denuncia, sino que el atropello al que queremos hacer referencia es a la señalización horizontal de la calzada; dicha calzada consta de dos carriles, uno para cada sentido de la marcha y un solo arcén por uno de los lados, esta señalización no viene reflejada en ningún artículo del Reglamento General de Circulación, ya que según el RGC existen calzadas sin arcén o con arcén pavimentado de 1,5 m o más de de anchura o inferior a esta medida y dependiendo de que se den unas u otras condiciones en la medida del arcén la velocidad a desarrollar por esa vía variará según queda descrito en el artículo 45 y siguientes del RGC.

Por otro lado, las prisas por querer dejar hecho algo al acabar este mandato así como la falta de previsión, han hecho que la mencionada carretera presente unas cunetas ciegas, creándose auténticas presas que recibirán agua hasta desbordarse, pero que en ningún caso la dejarán correr, ya que cada cierto tramo han colocado unas bases de hormigón, a modo de dique, donde sustentar las farolas. Toda una obra maestra de ingeniería que podrá estudiarse en las universidades del mundo entero junto con la política económica de este Ayuntamiento.

Estas acciones sólo dejan al descubierto la filosofía del todo vale de nuestro Alcalde y una dejadez de funciones impropia de un equipo de gobierno comprometido con sus conciudadanos, a los que prometieron una serie de cosas que se han visto incapaces de cumplir.

Comentario: "pistas deportivas"

Buenos días Benavente; es triste pasear por la ciudad y ver como los espacios deportivos municipales están vacíos y, mucho me temo que no es porque los jóvenes de la ciudad no quieran utilizarlos y prefieran dar patadas a las piedras por las calles, que las hay. Las razones de no disfrutar de las pistas es que están cerradas a cal y canto, que las que están abiertas están en mal estado y otra razón es que cuando apetece usarlas, cuando cae el sol y el calor ya no aprieta tanto, ya no se ve y la iluminación artificial no está conectada, una pena este desperdicio de instalaciones y de oportunidades para los jóvenes.
Ellos sólo piden que se les encienda las luces de las canchas para poder practicar deporte a esas horas a las que pueden por que ya han acabado las clases particulares, los deberes, los trabajos,…
Y no es pedir mucho creo yo, porque parece que solo nos acordamos de los chavales cuando hacen alguna gamberrada y no son tan malos como los quieren pintar.
En fin, necesitan oportunidades, démoselas, y desde aquí hago un llamamiento a quien desde el ayuntamiento competa para que tome cartas en el asunto y deje que la juventud se entregue al deporte y al ocio saludable.

Y para terminar tampoco sería malo que se organizaran campeonatos locales o comarcales como antes se hacía para incentivar aún más la práctica de deportes de equipo, por que el ayuntamiento debe implicarse no solo en batir record guinnes, sino en la gente que empieza, brindándoles el mismo apoyo y despliegue de medios que en dichas ocasiones.

Comentario: "inserción social"

Nos encontramos en estos días con el siempre eterno problema de la integración social de un grupo de personas de étnia minoritaria en un barrio de las afueras de la ciudad.
Desde el grupo de gobierno local de Benavente lo que se está haciendo no es gran cosa, se dedican a sacar balones fuera, intentando colocar un gol a la diputación provincial en lugar de poner solución desde dentro, como Dios manda.
Si no ven la solución, desde aquí, y aprovechando la ocasión que se me brinda quiero orientar hacia la luz a estos políticos locales, que me parece, ya llevan tiempo dando palos de ciego allá por donde van.
Pues bien, la solución no pasa por programas inoperantes llamados de integración e inserción social y demás galimatías técnicos cuyo denominador común es considerar a las étnias minoritarias como “objetos a reformar”, sin tener en cuenta su propia identidad cultural y dignidad humana. La solución está en aplicar una política social que contenga un conjunto de medidas útiles, cuales, se preguntará la concejala responsable del área, pues nada más sencillo que intentar una inserción de estas gentes tan dignas como otras, de otras clases sociales, a través de la educación y el empleo. Soluciones como “becas estímulo” que se están aplicando en otras ciudades sería un buen comienzo. Estas becas que apremian los buenos resultados académicos incentivan el estudio y no pensemos que esto sería derrochar el dinero porque en otras cosas se gasta más y con menos beneficios para el pueblo como todos sabemos.
Desde el gobierno local de Benavente se tiene que ir hacia el camino de la discriminación positiva, a través, de dos sumandos esenciales que no son otros que los que vengo repitiendo a lo largo de mi comentario; educación y empleo, y no conozco mejor forma de generar empleo que dando formación, en pocas palabras si les damos la caña ellos mismos pescaran sus propios peces, ellos solos se integrarán a la sociedad paulatina y dignamente y, el problema se esfumará.
Esta creo que esta es la línea a seguir para solucionar problemas y, no esconder la cabeza bajo tierra como avestruces y tratar de que otro me resuelva los problemas de mi casa, que es la casa de muchos benaventanos de bien.

Cambios en la Delegación de Hacienda

En el mes de febrero de este año, el Partido Popular de Benavente, ya anunciaba lo que hoy es un hecho. La Reorganización de las Administraciones de la Agencia Tributaria afecta a la Administración de Benavente, pasando esta al nivel 2, con todos los perjuicios que ello supone para los contribuyentes de Benavente y toda la Comarca, un total de 110 municipios y 60.000 habitantes.

Esta reforma, buscando un símil, es lo mas parecido a una subida de impuestos indirecta, pero que directamente repercutirá, aumentando los gastos, en empresarios (grandes y pequeños), pequeños comerciantes, autónomos, profesionales y algunos agricultores. Un pseudo impuesto más a sumar a los que ya ha sometido el PSOE al pueblo de Benavente. Los viajes a Zamora de los afectados se multiplicarán exponencialmente a partir del año que viene con todo lo que supone de pérdidas por desplazamientos y jornadas de trabajo inutilizadas, amén de la pérdida del estatus de punto de referencia que ello supondrá para nuestra ciudad y la merma para el comercio que ello conlleva. Nadie parece hacerse cargo de todo esto.

El tiempo pone a cada uno en su sitio. Si hace unos meses, la Plana Mayor del PSOE mataba moscas a cañonazos, acusando al Partido Popular de Benavente de intentar crear alarma social por difundir lo que ya se ha confirmado, hoy deberían comparecer en los medios de comunicación pidiendo disculpas a este Partido y a toda la ciudadanía por el engaño y las mentiras vertidas por boca de todos y cada uno de ellos, desde el parlamentario nacional Jesús Cuadrado hasta el Subdelegado del Gobierno Carlos Hernández, pasando, claro está, por el Alcalde Manuel García Guerra y el Secretario Local del PSOE José Ignacio Martín Benito. Lo triste del asunto, es que el PSOE de Benavente no solo se ha fijado como meta el estancamiento y aislamiento de la ciudad, si no que arremete contra todo aquel que denuncia sus fechorías por evidentes que estas sean, intentando limitar la libertad de expresión a todo el que se exprese en contra de sus intereses partidistas.

La alarma social es la que crea el PSOE de Benavente cuando la ciudadanía coge “in fraganti” a sus dirigentes siempre que se manifiestan con embustes y patrañas, y toda una torpeza por su parte el tratar de justificar sus falsedades, imputando siempre la culpa a los demás, con todo lo que de perjuicio conlleva todo esto para la imagen de nuestra ciudad.

Lo realmente cierto de este asunto es que Benavente y los benaventanos volvemos a perder, como en otras muchas ocasiones.

Reparacion de los paseos de la Mota y el adecentamiento de los Cuestos

Han pasado tres años y medio desde que el PSOE llegó al gobierno de nuestro Ayuntamiento. Durante este tiempo los jardines, el paseo y los cuestos de la Mota se han mantenido en un estado de abandono preocupante. La suciedad, el deterioro por el paso del tiempo sin que se intervenga en el mantenimiento de las instalaciones, la desidia de quienes nos gobiernan, la falta de sensibilidad por mantener algo tan simbólico para nuestra ciudad como el entorno de la Mota, han convertido este lugar emblemático de Benavente en un estercolero y un retrato de quienes tienen la responsabilidad de mantenerlo.

Los paseos de la Mota se han convertido en un verdadero camino de cabras donde las losas están repisadas o faltan, y los agujeros y baches abundan por doquier. El Equipo de Gobierno socialista debería haber intentado, al menos, mantener lo que se encontró hecho en mandatos anteriores.

Desde que este Equipo de Gobierno llegó a nuestro Ayuntamiento, lo único novedoso que nos hemos encontrado en la Mota ha sido la interminable hilera de vallas amarillas que nos colocaron a lo largo de toda ella. Unas vallas que ya han pasado a formar parte del paisaje de nuestra ciudad, unas vallas imperecederas que parece como si fueran a quedar ahí instaladas de por vida, no se nos ha explicado cual es su caducidad, ni lo que se va hacer para que desaparezcan, ni cual es el proyecto de este Alcalde para ese lugar, si es que tiene alguno. Lo realmente cierto es que ahí están, y que el mantenerlas ahí debe de estar costando un dinero, su alquiler, para las arcas municipales, pero esto tampoco se nos explica a los benaventanos.

La tan traída y llevada, hace un par de años, grieta de los cuestos sigue igual, no ha ido a más, pero tampoco se han tomado medidas para subsanar el problema. Tal vez debería estudiarse a fondo una solución para la dichosa grieta, pero hágalo ya, señor Alcalde, que el pueblo lleva esperando soluciones la friolera de casi cuatro años y no recibe más que buenas palabras e infinidad de promesas que con el tiempo todas han quedado incumplidas.

Los cuestos de la Mota han pasado de ser un vergel, a dar la impresión como si con el PSOE hubiera llegado Atila, no creciendo la hierba a su paso, aunque en este caso los cardos, hierbajos secos, malas hierbas y maleza abundan por donde se mire. Da pena mirar desde la pradera hacia los cuestos, la impresión es de una ciudad asolada, arrasada, en ruinas, sobre todo en días pasados cuando se quemó la leña sobrante del Prado de las Pavas y toda la ciudad se vio atufada durante dos días por los humos y olores que desprendía la gran pira que organizó nuestro Ayuntamiento.

La suciedad, el desorden y la ruina campan a sus anchas en la Mota, lugar de esparcimiento para los benaventanos y de visita obligada para los de fuera. Esta es la sensación que causa. La brutal subida de impuestos a la que han sometido a Benavente y la cantidad de trabajadores de que dispone el Ayuntamiento en estos momentos, bien podrían ser las razones por las que nuestro Alcalde y su Equipo de Gobierno se dignaran a tomar algún tipo de iniciativa en el entorno de nuestra Mota, adecentando los cuestos, reparando los paseos y limpiando las basuras y boñigas que abundan.