Cambios en la Delegación de Hacienda

En el mes de febrero de este año, el Partido Popular de Benavente, ya anunciaba lo que hoy es un hecho. La Reorganización de las Administraciones de la Agencia Tributaria afecta a la Administración de Benavente, pasando esta al nivel 2, con todos los perjuicios que ello supone para los contribuyentes de Benavente y toda la Comarca, un total de 110 municipios y 60.000 habitantes.

Esta reforma, buscando un símil, es lo mas parecido a una subida de impuestos indirecta, pero que directamente repercutirá, aumentando los gastos, en empresarios (grandes y pequeños), pequeños comerciantes, autónomos, profesionales y algunos agricultores. Un pseudo impuesto más a sumar a los que ya ha sometido el PSOE al pueblo de Benavente. Los viajes a Zamora de los afectados se multiplicarán exponencialmente a partir del año que viene con todo lo que supone de pérdidas por desplazamientos y jornadas de trabajo inutilizadas, amén de la pérdida del estatus de punto de referencia que ello supondrá para nuestra ciudad y la merma para el comercio que ello conlleva. Nadie parece hacerse cargo de todo esto.

El tiempo pone a cada uno en su sitio. Si hace unos meses, la Plana Mayor del PSOE mataba moscas a cañonazos, acusando al Partido Popular de Benavente de intentar crear alarma social por difundir lo que ya se ha confirmado, hoy deberían comparecer en los medios de comunicación pidiendo disculpas a este Partido y a toda la ciudadanía por el engaño y las mentiras vertidas por boca de todos y cada uno de ellos, desde el parlamentario nacional Jesús Cuadrado hasta el Subdelegado del Gobierno Carlos Hernández, pasando, claro está, por el Alcalde Manuel García Guerra y el Secretario Local del PSOE José Ignacio Martín Benito. Lo triste del asunto, es que el PSOE de Benavente no solo se ha fijado como meta el estancamiento y aislamiento de la ciudad, si no que arremete contra todo aquel que denuncia sus fechorías por evidentes que estas sean, intentando limitar la libertad de expresión a todo el que se exprese en contra de sus intereses partidistas.

La alarma social es la que crea el PSOE de Benavente cuando la ciudadanía coge “in fraganti” a sus dirigentes siempre que se manifiestan con embustes y patrañas, y toda una torpeza por su parte el tratar de justificar sus falsedades, imputando siempre la culpa a los demás, con todo lo que de perjuicio conlleva todo esto para la imagen de nuestra ciudad.

Lo realmente cierto de este asunto es que Benavente y los benaventanos volvemos a perder, como en otras muchas ocasiones.

Reparacion de los paseos de la Mota y el adecentamiento de los Cuestos

Han pasado tres años y medio desde que el PSOE llegó al gobierno de nuestro Ayuntamiento. Durante este tiempo los jardines, el paseo y los cuestos de la Mota se han mantenido en un estado de abandono preocupante. La suciedad, el deterioro por el paso del tiempo sin que se intervenga en el mantenimiento de las instalaciones, la desidia de quienes nos gobiernan, la falta de sensibilidad por mantener algo tan simbólico para nuestra ciudad como el entorno de la Mota, han convertido este lugar emblemático de Benavente en un estercolero y un retrato de quienes tienen la responsabilidad de mantenerlo.

Los paseos de la Mota se han convertido en un verdadero camino de cabras donde las losas están repisadas o faltan, y los agujeros y baches abundan por doquier. El Equipo de Gobierno socialista debería haber intentado, al menos, mantener lo que se encontró hecho en mandatos anteriores.

Desde que este Equipo de Gobierno llegó a nuestro Ayuntamiento, lo único novedoso que nos hemos encontrado en la Mota ha sido la interminable hilera de vallas amarillas que nos colocaron a lo largo de toda ella. Unas vallas que ya han pasado a formar parte del paisaje de nuestra ciudad, unas vallas imperecederas que parece como si fueran a quedar ahí instaladas de por vida, no se nos ha explicado cual es su caducidad, ni lo que se va hacer para que desaparezcan, ni cual es el proyecto de este Alcalde para ese lugar, si es que tiene alguno. Lo realmente cierto es que ahí están, y que el mantenerlas ahí debe de estar costando un dinero, su alquiler, para las arcas municipales, pero esto tampoco se nos explica a los benaventanos.

La tan traída y llevada, hace un par de años, grieta de los cuestos sigue igual, no ha ido a más, pero tampoco se han tomado medidas para subsanar el problema. Tal vez debería estudiarse a fondo una solución para la dichosa grieta, pero hágalo ya, señor Alcalde, que el pueblo lleva esperando soluciones la friolera de casi cuatro años y no recibe más que buenas palabras e infinidad de promesas que con el tiempo todas han quedado incumplidas.

Los cuestos de la Mota han pasado de ser un vergel, a dar la impresión como si con el PSOE hubiera llegado Atila, no creciendo la hierba a su paso, aunque en este caso los cardos, hierbajos secos, malas hierbas y maleza abundan por donde se mire. Da pena mirar desde la pradera hacia los cuestos, la impresión es de una ciudad asolada, arrasada, en ruinas, sobre todo en días pasados cuando se quemó la leña sobrante del Prado de las Pavas y toda la ciudad se vio atufada durante dos días por los humos y olores que desprendía la gran pira que organizó nuestro Ayuntamiento.

La suciedad, el desorden y la ruina campan a sus anchas en la Mota, lugar de esparcimiento para los benaventanos y de visita obligada para los de fuera. Esta es la sensación que causa. La brutal subida de impuestos a la que han sometido a Benavente y la cantidad de trabajadores de que dispone el Ayuntamiento en estos momentos, bien podrían ser las razones por las que nuestro Alcalde y su Equipo de Gobierno se dignaran a tomar algún tipo de iniciativa en el entorno de nuestra Mota, adecentando los cuestos, reparando los paseos y limpiando las basuras y boñigas que abundan.

Mesa Pro Hospital: "herramienta sanitaria" del PSOE

Benavente y los pueblos de esta Comarca precisamos que la sanidad y los servicios sanitarios que se nos prestan sean acordes, realistas y contemporáneos con el momento que vivimos. La infraestructura del Hospital Comarcal no se ajusta ni a las necesidades que tenemos, ni a las tendencias sanitarias que imperan en los llamados países desarrollados. El reivindicado “Nuevo Hospital” es necesario por muchas razones, una de las más importantes es porque así se ha expresado el pueblo, sin atender a color político alguno, todos demandamos un nuevo hospital. Pero lo que no podemos consentir es seguir anclados en el pasado dependiendo de unas instalaciones que casi tienen 50 años. Estamos seguros que Benavente tendrá un Hospital a la medida de nuestras necesidades, pero mientras tanto no podemos consentir que un partido político (el PSOE) y su herramienta sanitaria de hacer política partidista (los mismos que siempre salen en la foto de la Mesa Pro-Hospital y que en todo momento han trabajado, soterradamente primero y con todo el descaro del mundo en la actualidad, para el PSOE, jugando con la buena voluntad y las expectativas de los benaventanos), nos roben el derecho de disfrutar de una asistencia sanitaria actualizada y que, mientras se hace un nuevo hospital, pasa por la ampliación y reforma del Hospital Comarcal con los 6 millones de € que la Junta de Castilla y León ha presupuestado con este fin.

El PSOE vuelve con su manida promesa. Ayer, Ángel Villalba volvió a prometer que hará un nuevo hospital en Benavente. Otra vez desembarcan con el mismo cuento que una vez les dio resultados, pero a estas alturas, después del engaño de las elecciones generales, venir a contar a los benaventanos lo que ayer nos dijo el Secretario Regional del PSOE resulta, al menos, de una desfachatez sin límites. Mas le valdría al señor Villalba incidir sobre la Ministra de Sanidad y su Presidente Zapatero para que cumplan con los compromisos que adquirió el PSOE, con este pueblo y la región, con el aciago Plan del Oeste, empezando por la construcción del hospital que entonces también se prometió, al igual que ayer, con carácter preferente.

Por otro lado, el socio estratégico del PSOE para la próxima campaña electoral, los habituales de la Mesa Pro-Hospital anteriormente citados, ya han comenzado su empresa en apoyo del candidato Villalba y de todo lo que pueda oler a beneficio, traducido en votos, para el PSOE de Benavente. Ven fantasmas que quieren dinamitarles la Mesa desde la Junta de Castilla y León, así como la expulsión de la Mesa de dos asociaciones que le resultaban incomodas por el mero hecho de no someterse al yugo del PSOE y no coincidir plenamente con el pensamiento único que ha impuesto este partido político en la Mesa. No serán los últimos en irse, sabemos que no todos los integrantes de la Mesa Pro-Hospital están dispuestos a que se les manipule y utilice y, con el paso del tiempo, se irán descolgando hasta que la Mesa sea lo que el PSOE ha querido que sea, una filial del PSOE pero sin la máscara que ha ocultado hasta hoy su verdadera identidad. Una vez más el PSOE de Benavente hace patente su carácter antidemocrático y fascista no aceptando otra idea que no sea la suya y negando la libertad de expresión a quienes tienen autonomía de pensamiento.

El Partido Popular de Benavente seguirá trabajando por un nuevo hospital para nuestra comarca, pero sin limitaciones, no queremos un hospital como objetivo único y último. La sanidad es un concepto mucho más amplio que la construcción de un nuevo hospital, por lo que todas las mejoras sanitarias que puedan venir a nuestra ciudad, las defenderemos con el mismo ahínco que el ansiado hospital nuevo. La ampliación del Hospital Comarcal es, sin duda alguna, una de esas mejoras que la sanidad de Benavente necesita ya.

Sobre la "Memoria Histórica"

El Grupo de Concejales del Partido Popular considera que las instituciones públicas son de todos y cada uno de los ciudadanos. Para un Ayuntamiento, el pueblo ha de ser único y ha de velar por él, no debe crear marginaciones, humillaciones, desprecios, ciudadanos de primera y de segunda, odios, rencillas y debe mirar siempre hacia el futuro y no vivir anclados en un pasado que casi nadie de los que constituimos la sociedad actual queremos revivir. Solo las personas que basan sus actuaciones en el odio y el rencor son capaces de intentar sacar partido a algo tan humillante e indigno como una guerra civil en la que se enfrentaron hermanos, familiares y amigos.

El actual Alcalde de Benavente, Manuel García Guerra, actúa como si quisiera abrir viejas heridas que durante años enfrentaron a los españoles. De forma unilateral, a golpe de decretazo, quiere resucitar fantasmas del pasado y volver a dividir una sociedad que hace casi treinta años hizo un quiebro en la historia y decidió iniciar un camino nuevo sin vencedores ni vencidos, sin odios ni rencores.

Manuel García Guerra debió someter al Pleno Municipal retirar la Cruz de granito de la plaza del Grano. Se hubiera hecho desde el acuerdo y no desde la imposición, sin nocturnidad, a la vista de todos los benaventanos. Se podía haber trasladado, la Cruz, al cementerio y allí tendrían un lugar para el recuerdo los familiares afectados. Pero prefirió hacerlo de la forma más traumática para la sociedad benaventana, sin dar a conocer a la oposición su decisión, sin previo aviso a la sociedad benaventana, arrancó la Cruz y la enterró, fragmentada, en el antiguo basurero de la cantera. ¿Hubo ofendidos? Claro que los hubo.

Manuel García Guerra también debió someter al Pleno Municipal la acotación de un espacio en el cementerio para rendir homenaje a los fusilados de Villanueva del Campo durante la guerra civil española. Tampoco lo hizo.

Tal vez, señor Alcalde, los partidos políticos democráticos de este pueblo, desde el más profundo respeto a todos los fallecidos en la guerra civil, debiéramos acordar hacer un único lugar donde los homenajeados sean todos ellos. Así, nadie se sentirá ofendido y, de una vez por todas, podremos tener la fiesta en paz.

Ausencia de Proyectos

El Grupo de Concejales del Partido Popular de Benavente condena, una vez más, la política sin objetivos y ausente de proyectos que está llevando a cabo el Alcalde de nuestra ciudad, Manuel García Guerra, al que solo mueven intereses partidistas y particulares.

La labor municipal debe estar dirigida al interés general y velar por el bienestar de ciudadanos y, por encima de todo, hay, entre otros, unos intereses prioritarios, como son la sanidad y el trabajo de todos los que formamos la comunidad, en este caso Benavente.

En cuanto a nuestra sanidad, ya sabemos que el Alcalde y el PSOE de Benavente han decidido, unilateralmente, que nos quedemos como estábamos hace 50 años, sin ampliación del hospital y las falsas promesas, de su candidato a la Comunidad, en cuanto a la construcción de uno nuevo.

En cuanto a nuestro trabajo, ese del que tenemos que comer y vivir las familias benaventanas y todas las que vengan de fuera para que Benavente siga creciendo y progresando, parece que también molesta soberanamente a D. Manuel García Guerra y a su partido, el PSOE de Benavente.
El enclave privilegiado de Benavente, una encrucijada de autovías en todas direcciones, llama la atención de todas aquellas empresas de fuera que quieren asentarse en Castilla y León, pero cuando llegan con el proyecto debajo del brazo a Benavente se encuentran con barreras infranqueables, la falta de suelo industrial, el altísimo precio del suelo disponible y, lo que es más grave, el impedimento de nuestro Ayuntamiento.
Nuestro Alcalde y su Equipo de Gobierno siguen empecinados en que el futuro de Benavente pasa por las parcelas del PLB a 150 € el metro cuadrado, sin darse cuenta que ese precio es privativo para aquellas empresas que vienen buscando, como mínimo, 40.000 metros. Así, empresas como Piscinas Europa, Man, Scania, un fabricante nacional de persianas, y algunas más, que todas ellas supondrían la creación de mas de 100 puestos de trabajo, con las consiguientes familias viviendo de ellos, se van donde el Ayuntamiento correspondiente les da todo tipo de facilidades, la oferta de suelo es grande y el precio es entre tres y cuatro veces más barato que en Benavente.
No quiere darse cuenta, nuestro Alcalde, de que los benaventanos necesitamos trabajar, que solo hay seis privilegiados en este pueblo que cobran 600 € cada vez que se reúnen a charlar y que sueldos como el suyo, del dinero de todos los benaventanos, solo lo cobra él.
Cabe recordar al Alcalde que desde que el PSOE gobierna nuestro Ayuntamiento las cifras del paro aumentan exponencialmente y que durante el año 2005 el paro en Benavente aumentó en un 0,7% con respecto a 2004, llegando a un escandaloso 6,4% de parados, lo que supone un 1,5% mas que la media provincial y nacional y un 2% mayor que la media de Castilla y León. Son cifras de vértigo Alcalde, son para tomar cartas en el asunto y dejarnos de especular.

El Grupo de Concejales del Partido Popular vuelve a aconsejar, al Equipo de Gobierno socialista y a su Alcalde en particular, como siempre, pensando en lo mejor para Benavente y los benaventanos: rebaje el precio del suelo industrial, dé todo tipo de facilidades (incluso fiscales) a las empresas que quieren asentarse y crear puestos de trabajo en Benavente, decídase a crear suelo industrial en los cuatro o cinco kilómetros del otro lado de la autovía, descongestione el aislamiento y la cerrazón a que tiene sometido durante su mandato a nuestra ciudad, en definitiva, reciba con los brazos abiertos a todos aquellos que creen en Benavente y vienen a invertir aquí, porque los benaventanos lo que queremos es trabajar y vivir. Las oportunidades se presentan una vez en la vida y si no se cogen, no vuelven, y Benavente no quiere volver a perder otra vez el “tren”. Déjenos de promesas baldías, de brindis al sol y de vendernos humo, y póngase a hacer algo por este pueblo que una vez creyó en usted.