Exigimos al alcalde que habilite un espacio en el Centro Cívico para la Asociación del Barrio de Santa Clara

Se le entregue de manera provisional hasta se construya su nueva Casa de Cultura.

Presidenta de la AA.VV. del barrio de Santa Clara observando deficiencias en las pistas de atletismo.

24 de febrero de 2019.- El Barrio de Santa Clara es el único barrio de nuestra ciudad que no dispone de casa de cultura con unas dependencias dignas para desarrollar sus actividades.

A finales del anterior mandato, el Partido Popular se comprometió con los representantes de la Asociación del barrio, en la adquisición de terrenos y la construcción de una nueva casa de cultura, mientras tanto, y de manera provisional, se le haría entrega de parte de las dependencias del Centro Cívico para poder desarrollar sus actividades.

Dentro del edificio del Centro Cívico, existe un espacio de planta baja y primera planta, con una entrada individual de la principal, con entrada por la travesía sin salida, con un número de dependencias y espacios suficientes como para que la Asociación del barrio pueda desarrollar sus actividades de manera provisional hasta que se construya su nueva Casa de Cultura.

Durante todo este mandato, los concejales del Grupo Popular hemos estado pidiendo al alcalde en reiteradas ocasiones, a través de los distintos órganos de gobierno, respeto institucional con los compromisos adoptados en el anterior mandato. Entre los que se encontraba este.

Después de haber anunciado el alcalde públicamente que la primera planta del Centro Cívico cumple con la normativa de aplicación y se puede hacer uso de la misma.

Desde el Partido Popular exigimos al alcalde que habilite la parte del Centro Cívico antes citada y se le entregue a la Asociación del Barrio de Santa Clara.

En el caso de que el alcalde siga sin atender esta necesidad del barrio de Santa Clara, el Partido Popular adoptará las medidas necesarias para cumplir con el compromiso de la construcción de una nueva Casa de Cultura en el Barrio de Santa Clara, si en las próximas elecciones municipales obtenemos la confianza y el apoyo de los ciudadanos.

Exigimos al alcalde que habilite y entregue el Centro Cívico a las Asociaciones de la ciudad

Según los Convenios firmados por el Ayuntamiento, un cambio de uso supone la pérdida de las subvenciones recibidas.

Primera planta del Centro Civico de Benavente

23 de febrero de 2019.-  Exigimos al alcalde, que si se puede poner al uso y utilizar la primera planta del Centro Cívico cumpliendo con la normativa de aplicación y no suponiendo ningún peligro para las personas, como han anunciado, se destine y se entregue a las Asociaciones de nuestra ciudad.

En la legislatura comprendida entre los años 1999/2003, con un Gobierno del PP, se redactó el proyecto de construcción del edificio del Centro Cívico y Social y se comenzaron las obras de cimentación y estructura de este edificio, subvencionadas por la Junta de Castilla y León y la Diputación Provincial.

En el mandato 2003/2007 gobernado por el PSOE, se realizaron obras de rehabilitación en la planta baja. Y se puso a disposición de la Concejalía de Servicios Sociales para desarrollar el Programa EQUAL. No se llevó a cabo durante este tiempo ninguna otra actuación en el resto del edificio.

A partir del año 2007, durante los gobiernos del Partido Popular, nuevamente se consiguieron subvenciones de otras administraciones finalizándose las obras en su totalidad.

Según los Convenios firmados por el Ayuntamiento, un cambio de uso supone la pérdida de las subvenciones recibidas.

En los Convenios firmados para conseguir la colaboración económica que posibilitó las ayudas recibidas por el Ayuntamiento de Benavente, por parte de la Junta de Castilla y León y la Diputación Provincial figura que el uso del edificio será de carácter social y que cualquier otro uso distinto al determinado en los Convenios, supondrá la pérdida de la subvención, 900.000 €.  Correspondiendo la devolución de la misma.

Esta circunstancia ocurre con cualquier subvención que otorgue una administración, que por Ley debe de ser utilizada para el fin para el que se concede. Lo mismo sucede por tanto con las que otorga el propio Ayuntamiento de Benavente, por ejemplo, a los colectivos sociales, a los que determina una serie de exigencias para su concesión y posterior justificación. El incumplimiento de las mismas, según se recoge siempre en las bases, es causa de la pérdida de la subvención.

De hecho el Alcalde de Benavente en el año 2018 ya ha dejado a varias asociaciones de la ciudad, de las conocidas históricas, sin las subvenciones que venían recibiendo desde hace años.

La subvención de 900.000 euros que se otorgó al Ayuntamiento, tal y como se recoge en los convenios firmados por las distintas administraciones, era para la construcción de un edificio en donde se pudieran albergar las distintas asociaciones de la ciudad, para que pudiesen realizar actividades sociales.

Hay que recordar que el tejido social de Benavente es muy rico variado, tiene asociaciones en el ámbito sanitario, cultural, vecinal, deportivo, empresarial, humanitario, ecologistas, grupos étnicos, de mujeres, jóvenes, etc., cuya aportación enriquece la vida de la ciudad gracias al cumplimiento de los fines de cada una de ellas.

La obligación del Ayuntamiento es ayudarlas, contar con ellas en lugar de ponerle trabas. Y potenciarlas, porque defienden nuestra tradición cultural, social, velan por los derechos de los vecinos, incluso obligando al Ayuntamiento a cumplir con sus obligaciones o denunciando sus incumplimientos, ofrecen servicios que cubren necesidades tan importantísimas como las que llevan a cabo asociaciones como AFIBE, entre otras.

El PP ha reiterado en multitud de ocasiones la petición al Equipo de Gobierno de que ponga a disposición de las Asociaciones de nuestra ciudad este edificio. PSOE/IU han respondido siempre que no se podía poner al uso antes de corregir algunas de las deficiencias surgidas debido al cambio de la normativa durante estos años. Si bien han utilizado algunas de las partidas habilitadas para llevar a cabo algunas de estas obras, en lugar de para este fin, para pagar el sueldo de nuevos puestos de personal creados en el Ayuntamiento.

Nos sorprende enormemente que de la noche a la mañana, como por arte de magia, y después de cuatro años de gobierno sin haber sido capaces de darle una solución, el Equipo de Gobierno anuncie ahora que se puede habilitar y poner al uso la primera planta.

Hace unos días el Concejal de Régimen Interior, Fernando Marcos, anunció públicamente la intención del Alcalde de habilitar la primera planta como dependencias municipales, en lugar de dotarlo para que se instalen las distintas asociaciones de nuestra ciudad. O lo que es lo mismo, cambiando unilateralmente el uso aprobado.

A tres meses de las elecciones municipales, adoptan decisiones de suma relevancia y que pueden afectar de forma muy importante al consistorio, ya que son contrarias a los convenios firmados. Y lo hacen a sabiendas de que sus posibilidades de volver a gobernar son muy reducidas y no van a tener que responder ellos por las mismas, ni por las responsabilidades que generen.

La medida que pretende tomar el alcalde, otro de sus “caprichos”, puede tener repercusión económica en las arcas municipales, razón más que suficiente para que no adopten determinadas decisiones y menos a dos meses de las elecciones municipales.