VALORACIÓN PP EJERCICIO PRESUPUESTARIO 2017.

FIEL REFLEJO DEL DESGOBIERNO, INCUMPLIMIENTO DE PROMESAS Y PARALISIS MUNICIPAL.

 

El incumplimiento del objetivo de estabilidad y Regla de Gasto obligó a la elaboración de un Plan Económico Financiero (PEF).

 

Durante sus tres años de gobierno reducción del superávit en más de 800.000 €.

 

El superávit del 2017 (316.000 € se utilizará para actuaciones que debieron ser realizadas el ejercicio presupuestario)

 

Desvió del aumento del gasto en materia de personal supera los 540.000 €.

 

Aumento de la deuda de derechos pendientes de cobro en más de 1.200.000 €.

 

El 22% del presupuesto quedó sin ejecutar al final del ejercicio.

 

Incumplimiento del acuerdo firmado por PSOE/IU 20/06/2015, supresión horas extraordinarias, gastaron más de 320.000 €.

 

 

El cierre del ejercicio presupuestario de 2017 es un fiel reflejo de la incapacidad de gobernar de PSOE-IU, incumplimiento de promesas electorales, incluso del acuerdo de gobierno de PSOE-IU y de la situación de parálisis a la que han llevado a Benavente.

El incumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria y de la regla de gasto han obligado al ayuntamiento a aprobar un Plan Económico Financiero, tal y como se recoge en artículo 116 bis de la Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local (LRBRL) y en los informes de la Intervención Municipal.

 

El superávit del ayuntamiento durante los tres años de gobierno de PSOE-IU ha ido reduciéndose en más de 800.000 €. El resultado del presupuesto del 2015, elaborado por PP fue de un superávit de 1.200.000 €, en 2016 el superávit fue de 711.584 € y en 2017 disminuyó hasta los 316.000 €.

 

El superávit del 2017 no irá a disminuir la deuda, sino a acometer actuaciones presupuestadas en 2017, que deberían de haberse realizado en ese año. Por ejemplo, con relación a la pavimentación de calles, de los más de 900.000 € que figuraban en el presupuesto de 2017 para pavimentación, quedaron sin ejecutar mas del 97%. Otro ejemplo es el estado deplorable en el que se han mantenido los parques infantiles de Benavente, ya que había dinero y, por lo tanto, su situación se debe exclusivamente al desgobierno y desinterés del Equipo de Gobierno.

 

El desvío del gasto en materia de personal supera los 540.000 €, siguiendo la estela de anteriores mandatos del PSOE en Benavente. En su anterior etapa de gobierno (2004/2007), hace 18 años, ya supero lo 700.000 €. Y ello a pesar de que el propio alcalde en la memoria de alcaldía para la elaboración de los presupuestos alertaba de que el aumento del gasto en materia de personal ponían en peligro la estabilidad presupuestaria.

 

Solo el aumento del gasto en personal del parque de bomberos supera los 56.000 € de coste. El aumento del coste de los sueldos de los cuatro concejales liberados de PSOE/IU supera los 3.000 €.

 

En 2017 aumentó en más de 1.200.000 € la deuda de los derechos pendientes de cobro.

 

La incapacidad para ejecutar lo presupuestado es evidente. La ejecución del presupuesto en 2017 fue del 78%, un 3% menor que en el 2016 que fue del 81%. Y un 7% menos que en 2014, que fue del 85%.

 

Cabría preguntarse, para qué piden créditos bancarios por más de tres millones de euros, si después son incapaces de ejecutarlos. El 83 % de lo presupuestado en inversiones para obras quedó sin ejecutar.

Ni tan siquiera se han cumplido compromisos firmados por las formaciones políticas que forman el Equipo de Gobierno. El 20/06/2015, Luciano Huerga y Manuel Buron firmaron lo que llamaron “DOCUMENTO MARCO PARA UN NUEVO GOBIERNO MUNICIPAL EN EL AYUNTAMIENTO DE BENAVENTE POR LOS GRUPOS PSOE-IU”, donde figura el compromiso de “supresión de horas extraordinarias”, pero solo en 2016 y 2017 han gastado más de 320.000 €.